Blog inmobiliario

Quiero aprender sobre

Un obstáculo llamado miedo

399 vistas

El camino a ser Agente Inmobiliario no ha sido nada fácil, lo hubiera sido si yo hubiera cambiado de actitud hace muchos años atrás.

Voy a contarles mi experiencia en mi camino laboral y como llegue a ser Agente Inmobiliario.

Cuando llegas a la edad en que tienes que trabajar, anhelas un empleo que vaya de acuerdo a tus gustos, para mi trabajar en una oficina con un sueldo fijo y sin mucho contacto con las personas era genial ya que era una persona introvertida con miedo a hablar en público.

Pero allí estaba el error; El miedo es una emoción que no debería existir en nuestra mente cuando se trata de avanzar o de cambiar para mejorar, si estas sintiendo esto, debes aprender a identificarlo. Cambia la palabra “miedo” por “obstáculo”. Por ejemplo: Tengo miedo de dejar mi empleo por abrir mi empresa. En vez de eso diríamos: Tengo un obstáculo que no me permite abrir mi empresa.

Empecé a trabajar en el mundo de las ventas desde los 27 años. Era todo un reto para mí pero necesitaba realmente ganar más dinero, porque tenía un gran motivo; mi vida personal pasaba por un fuerte cambio y yo era mi único sustento, teniendo a cargo dos personitas, mis hijos.

Esto es lo segundo que necesitas tener “Un Motivo”, invéntalo o genéralo pero tenlo.

Lo que va de la mano con la motivación son las metas; estas deben ser a corto, mediano y largo plazo. Todo esto no solo basta con pensarlo, debes tenerlo plasmado y puesto en un lugar donde puedas verlo constantemente.

En el mundo de las ventas no hay un sueldo fijo, gana más quien vende más, quiere decir que no hay límites y yo en ese momento estaba dispuesta hacer lo que sea por vender más. Empecé imitando el speech de los mejores del trabajo, ellos eran tan locuaces y seguros al hablar y yo algo tartamuda de los nervios, pero igual me lance. Lo que me ayudó mucho fue sonreír a todo momento, tener una buena actitud con los clientes me genero muchas ventas. Así fui ascendiendo de trabajos, pero aun necesitaba creérmela más, decidí capacitarme, leer libros, asistir a conferencias y cursos, vencí muchos miedos. Uno de ellos fue dejar mi trabajo a los 32 años y asociarme con un par de amigos para formar una Agencia Inmobiliaria. Para mí era completamente nuevo pero la idea de no tener jefes que me digan: levanta más la voz, demuestra más seguridad a los clientes o trabajar bajo presión, era un buen motivo.

Lo que no sabía era que ser tu propio jefe es más difícil y eso fue un gran motivo para cambiar mi actitud. Ya no sólo era sonreír y ser amable, ahora tenía que tener facilidad de palabra y creer en lo que vendo, saber lo que vendo, ser perseverante y muchas otras cosas más.

Como la mayoría de los que iniciamos en este rubro sin capacitación como Agente tuve que tocar muchas puertas y llamar a muchos números de carteles. Pero el miedo no me iba a vencer, además no había marcha atrás. Pero no solo se trata de tener clientes, sino también de estar capacitado en lo que haces, porque también he metido la pata muchas veces.

Hoy en día estoy llevando un curso para especializarme como Agente Inmobiliario ya que uno nunca termina de aprender porque el mundo va actualizándose, al igual que nuestras metas, no le demos lugar a los “obstáculos”.

¡Estamos en el camino de la vida y va de subida! Recuérdalo siempre.

--

¡Muchas gracias Victoria por tu aporte! Les dejamos sus datos de contacto por si desean saber más de ella o contar con sus servicios de asesoría inmobiliaria.     

  • Nombre: Victoria Garavito
  • WhatsApp: 984 236 636
  • http://inmuebleselbuho.com/
  • Fanpage: Inmuebles El Búho

Revisado por: Angel Giancarlo Strat: docente, agente inmobiliario y columnista de "Con el dedo en la Llaga"

Compártelo en tus redes sociales
Post relacionados
Encuéntranos en Facebook
Lo más leído