Blog inmobiliario

Quiero aprender sobre

Quiero ser agente inmobiliario y mi pareja no me apoya

1256 vistas

Una pareja puede hacer que vueles o ser la piedra que impide que te eleves.

Emprender un negocio propio es el sueño de la gran mayoría de personas. Quienes nos hemos atrevido a intentarlo, sabemos que al comienzo todos aplauden nuestra valentía, nuestro aplomo, nuestras ganas de progresar, pero cuando pasan las semanas, o meses, y los resultados, véase dinero, no llegan, la paciencia de nuestros seres amados se va agotando y empiezan los cuestionamientos, las discusiones, los insultos que desgastan una relación y usualmente desembocan en dos cosas: 1. A que renuncies a tus sueños y termines culpando y guardando rencor a tu pareja por no haberte apoyado o 2. A que renuncies a tu pareja y termines culpándote a ti mismo o a tu negocio.

Un agente inmobiliario es ciertamente un emprendedor: maneja sus horarios, gana en función a sus ventas y se consigue sus propios clientes, por lo que sufrirá lo que todo emprendedor sufre, más un plus: la gran mayoría de veces “trabajaremos gratis” en cierta manera, ya que solo nos pagarán cuando el servicio es concluido con éxito.

En Bolsa Inmobiliaria no queremos que te pelees con tu pareja, y tampoco que renuncies a tus objetivos, por lo que, en base a experiencias propias te aconsejamos qué puedes hacer si tu pareja no te apoya en tu decisión de convertirte en agente inmobiliario.

 

¿POR QUÉ TU PAREJA NO QUIERE QUE SEAS AGENTE INMOBILIARIO?

Antes de las recomendaciones, tratemos de entender las razones por las que una persona que jura amarte podría no querer que te conviertas en agente inmobiliario.

 

Miedo a que te vaya mal: Partiendo del supuesto que te ama, tu pareja quiere lo mejor para ti. Es bien sabido que un gran porcentaje de asesores inmobiliarios renuncian en menos de 1 año. Tu pareja podría estar preocupada por verte fracasar y frustrarte por no cumplir tus metas.

 

Meme inmobiliario: ¿Qué harías en esta situación...ofenderte o demostrarle de lo que estás hecho?

 

Inestabilidad económica: Un motivo muy fuerte. Si bien es cierto la rentabilidad de esta profesión es bastante elevada, hay meses en los que las cosas no van bien y terminas cobrando CERO soles. Las cuentas que pagar o la escuela de los chicos no esperan, ¿lo tienes en cuenta?

 

Mentalidad conformista: Una persona conformista cree que es imposible realizar una mejoría en su vida. Puede que a tu pareja le resulte cómoda la situación en la que se encuentran ahora y le tema al cambio.

 

Pueden haber motivos más rebuscados. Conversa con tu pareja y encuentra el origen de sus dudas o temores para que en función a ellos puedas elaborar tu plan de acción. Ponte en su lugar, qué harías si la persona que amas, sea tu esposo(a), o un hermano, padre o hijo, toma una decisión con la que no estás de acuerdo, ¿seguro que lo apoyarías al 100%?

 

Ahora sí vamos al plato de fondo.

 

¿QUÉ HACER SI TU PAREJA NO QUIERE QUE SEAS AGENTE INMOBILIARIO?

1. Involúcrala en tu plan de trabajo

Si ya conoces sus miedos y seguro que, como pareja, también conocerás sus deseos, muéstrale o pídele ayuda para armar juntos un plan de trabajo ambicioso pero realizable.

Sueñen juntos qué hacer con la primera gran comisión que obtengas, cuántas ventas mensuales necesitan para irse de luna de miel o empezar otro negocio.

 

2. Muestra resultados

Deja de intentar convencerlo con palabras y testimonios de otras personas que lo lograron. Si empiezas un emprendimiento es para hacer plata.

No esperes a que tu pareja empiece a desesperarse por la falta de dinero. Empieza a generar ingresos cerrando pequeñas ventas de departamentos económicos o algunos alquileres. Deja que sean los resultados quienes hablen por ti.

 

3. Establece un horario de trabajo

La rutina de un agente inmobiliario comprometido con sus clientes es desgastante. Un celular que no para de sonar y citas los domingos o feriados harán que tu pareja empiece a levantar la ceja.

No puedes dejar de lado a tu familia cada vez que a un potencial cliente le apetezca reunirse contigo. Establece días para pasar en familia, no respondas el celular a partir de cierta hora de la noche, salvo emergencias, y empieza tu día de trabajo muy temprano para sacarle el máximo provecho.

 

4. Cumple con lo que prometes

Si al cabo del tiempo planeado, más un seguro periodo de gracia, no logras los resultados que acordaste con tu pareja, podría ser momento de buscar un empleo a medio tiempo o de darle un descanso a ser agente inmobiliario.

No tiene nada de malo buscar otras maneras de capitalizarte para retomar luego con fuerza.

 

5. Usa esa crítica como combustible

¿Qué sería de un emprendedor al que todos motivan, aplauden cada decisión y apoyan incondicionalmente? Si pensaste que uno exitoso, te digo que te equivocas.

Las críticas de las personas que amas, aunque dolorosas, te ayudan a cuestionar o ver cosas que por tu entusiasmo, no habías considerado, y te dan esa fortaleza para argumentar y defender tu posición contra ti mismo cuando empieces a flaquear.

Si te desanimas no culpes a tu pareja, cúlpate a ti mismo por no usar esas críticas como combustible para salir adelante.

 

Si eres agente inmobiliario, te invitamos a anunciar tus casas y departamentos en venta en nuestro portal inmobiliario.

 

Esperamos les haya sido de utilidad estos consejos. La opinión de la persona que amas es importante, pero si se dedica a desalentarte, decepcionarte o herirte con el fin de desanimarte para que renuncies a tus sueños, sea como agente inmobiliario o en cualquier decisión que quieras tomar, esa persona no es para ti.

Christiam Buccallo
Escrito por Christiam Buccallo
Director de BolsaInmobiliaria.pe
Comprometido con mejorar la reputación del agente inmobiliario en nuestro país.
Compártelo en tus redes sociales
Post relacionados
Encuéntranos en Facebook
Lo más leído