Blog inmobiliario

Quiero aprender sobre

El final de la luna de miel

349 vistas

Desde hace poco más de 11 años el mercado inmobiliario peruano tuvo un punto en el que la historia del sector cambió para siempre con la llegada de marcas trasnacionales al país, además de la aprobación de la Ley N°29080 desde el año 2007 y con una tendencia a la formalización tanto de agentes como del mercado en sí, el panorama era, por decir lo menos, prometedor.

Hasta ahí todo bien, el número de personas que obtuvieron su registro de agente inmobiliario creció y sigue creciendo exponencialmente, lo que es positivo para poder generar una competencia que mejore día con día la calidad del servicio que le podamos dar a nuestros clientes; al menos esa es la teoría.

La realidad (o una parte de ella) es que en los últimos tiempos se ha comenzado a percibir que el mercado inmobiliario es una especie de “mina de oro” o de “mundo mágico” donde cualquiera se puede volver millonario sin el mayor esfuerzo, donde se llega a generar cierto tipo de fanatismo casi religioso por alguna marca que acoja a las personas que empiezan a trabajar en este mercado y donde no siempre se logra mantener una línea de carrera que permita el crecimiento personal así como el nutrir a un sector tan importante en la economía del país.

 

El por qué de la alta rotación del asesor inmobiliario

Es bastante conocida la gran cantidad de “deserciones” de personas que no encontraron en el mercado inmobiliario aquello que se les hizo creer, algo que esperaban llevados por quienes alimentaron la fantasía de los grandes ingresos, de el apoyo constante que muchas veces no recibieron, de la capacitación continua que en algún momento se hizo repetitiva y hasta irrelevante, cuando se quedaron por meses sin recibir ingresos y no entendían el por qué, cuando les exigían invertir en campañas de marketing para realzar su marca personal cuando eso debería estar a cargo de los titulares de las oficinas que los reclutaron, en resumen, cuando llegó “el final de la luna de miel”. Esto originó y sigue originando que un grueso número de personas que ingresan al mercado inmobiliario se retiren decepcionados en los dos primeros años buscando una estabilidad económica derivada de recibir un sueldo mensual.

He mencionado una y otra vez que ésta labor NO es para cualquier persona, que es para gente extremadamente valiente, que vamos a recibir constantemente el “consejo” de nuestro entorno más cercano de buscar un trabajo “seguro” con sueldo fijo y beneficios, vamos a recibir burlas por lo que hacemos, vamos a encontrarnos con “amigos” que cuando alquilemos o vendamos su casa nos van a decir que “no hemos hecho nada”, con gente que nos diga que sólo colgamos un cartel y nada más. Todo ello es frustrante y aprender a manejar ello es una tarea diaria para nosotros; pero también el poder lograr nuestras metas a pesar de todo lo antes mencionado nos da una satisfacción indescriptible.

 

La responsabilidad del broker inmobiliario

Es responsabilidad de quienes estamos a cargo de las oficinas de las diferentes marcas y empresas inmobiliarias que hoy son actores en el mercado inmobiliario peruano el comunicar a los asesores que empiezan a trabajar en este rubro que las cosas no son fáciles, que sólo el trabajo, la constancia y la perseverancia son ingredientes esenciales para poder lograr los resultados que todos perseguimos cuando nos dedicamos a esto, que también es de suma importancia la constante capacitación y que es justamente cada asesor y/o agente quien tiene que preocuparse por tener las capacitaciones que uno necesita y no solamente quedarse con aquellas que les proporcione la oficina o la marca para la que trabajan.

En este tiempo la información está al alcance de la mano, con tan sólo un clic y una simple búsqueda se puede acceder a un sin número de cursos, enlaces, entrevistas y un largo etc. que permitirá reforzar aquella preparación que los brókers o líderes de as oficinas que los reclutaron están obligados a otorgar.

Quizá haciéndoles saber a las personas que inician el camino del emprendimiento en un rubro que necesita muchas dosis extras de paciencia, de empatía, y una preparación constante en distintas disciplinas y también informarles que ésta es una labor que nos puede dar muchas satisfacciones, pero también muchas frustraciones y que hay que saber mantener un equilibrio entre ambos hemisferios, sólo quizá si sinceramos el escenario en el que vamos a trabajar con quienes recién se incorporan se lograría que hubieran mucho menos personas que abandonan la labor antes de poder llegar a tener una cartera importante que pueda mantener la tan ansiada estabilidad económica.

El mercado inmobiliario siempre será apasionante para aquellos que tuvimos la valentía de abandonar nuestra zona de confort y nos arriesgamos a emprender un negocio que se renueva diariamente y, como es obvio, no todos se arriesgan a ello.0

 

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/angel-strat-7986047b

Twitter: https://twitter.com/StratAngel  

Compártelo en tus redes sociales
Post relacionados
Encuéntranos en Facebook
Lo más leído