Blog inmobiliario

Quiero aprender sobre

Gurús inmobiliarios 2.0

857 vistas

Ya hemos pasado por la vorágine de los festejos por las fiestas de fin de año, igualmente hemos podido agradecer por lo aprendido en un año tan difícil para la humanidad en general lo que generó una serie de cambios en el actuar diario de las personas y, en otros casos, aceleró una era basada en herramientas digitales. La manera de hacer negocios cambió junto con la realidad del día a día; la palabra más utilizada en el 2020 definitivamente fue la “reinvención”; la era de la digitalización tuvo un crecimiento exponencial en casi (por no decir que todos) los negocios, incluyendo obviamente el rubro inmobiliario.

La oferta de empresas nuevas, la consolidación de marcas conocidas y la aparición en la escena digital de agentes independientes con muy buen perfil fueron las novedades más saltantes de un mercado inmobiliario que dio un giro sumamente importante, pues no sólo tuvimos que competir contra la conocida desconfianza en agentes y/o asesores ya que, adicionalmente, el virus del COVID 19 nos cerró algunas puertas y las visitas, trámites y hasta los propios cierres se vieron aplazados.

Es conocida también la enorme oferta de cursos, talleres, simulacros y un largo etcétera que se generaron durante la pandemia, es conocida también la calidad y el contenido de las innumerables ofertas mencionadas, teniendo muchas de ellas mucho de perorata y poco o nada de un contenido real.

Ahora lo nuevo es una campaña para autodenominarse “la mejor inmobiliaria” o la especialista en tal o cual distrito, la empresa con más cierres por mes, la que tiene más presencia digital, la abanderada del 5% de comisión o algunos “auto bombos” similares. Si se trata de una campaña de marketing puede ser aceptable, pero si se trata de solamente tratar de alimentar el ego pues eso ya no es tan saludable.

Siempre he sido partidario de ofrecer un servicio netamente profesional, que haga crecer nuestro rubro, que sea del agrado tanto de clientes como de los asesores y agentes que, más que nuestra competencia, pueden llegar a convertirse en aliados para darle un mayor dinamismo al mercado y, como resultado natural, la economía vuelva a la vía de la recuperación.

Todo bien hasta ahí, pero las campañas de marketing no pueden ni deben faltar a la verdad NUNCA; me explico: si digo que cierro de tres a cinco ventas en el mes no necesariamente esas ventas o alquileres los trabajé dentro de ese mismo mes, en muchos casos son operaciones que se han venido trabajando algunas semanas atrás. Si pretendo ser mentor, guía, jedi, sayayín, kamisama o cualquier término que se me ocurra pues debería ofrecer cosas completamente realizables, sin faltar a la verdad, sin exageraciones, de tal manera que así podremos detener la enorme deserción de algunos asesores y atraeríamos a personas completamente convencidas de tener al mercado inmobiliario como su modo de vida.

Exponer a los asesores y/o agentes que trabajan con nosotros o bajo nuestra gestión a enlaces en vivo por cualquier plataforma, burlarse de clientes en vivo, chocarse con la dura realidad de que no eres tan conocido(a) como tu ego cree o algunas otras perlas, no suma para nada a la aún distante profesionalización del sector, sólo consigue que algunas personas nos sigan viendo como eternos soñadores de un club de amigos.

El agente inmobiliario no debe tener miedo a la innovación, pero debe tener mucho cuidado de ofrecer lo que realmente no puede o no está capacitado a dar, ese tipo de actitudes no nos hace ningún favor, todo lo contrario.

Sigamos la línea del profesionalismo, de la real especialización, del respeto a clientes y a otros colegas, de la ética y así podremos lograr que nuestra labor sea respetada por aquellos que requieran nuestros servicios y, de paso, se detendrá la proliferación de aquellos vendedores de cebo de culebra que lo que consiguen es que aún existan aquellos que creen que solamente nos dedicamos a colgar algún cartel sin mayor gestión que la palabrería barata.

Compártelo en tus redes sociales
Post relacionados
Encuéntranos en Facebook
Lo más leído